Pastor Santiago Rodriguez

LA VIRTUD DE LA EDUCACIÓN

La humanidad ha sido impactada con grandes obras, tales como el gran puente Danyang kunshan de 164.800 metros que atraviesa el lago Yang-Cheng considerado el más largo del mundo; el rascacielos más alto de la tierra en el país de Emiratos Árabes Unidos con 828 metros.

Nos sorprendemos cada día con las grandes hazañas de la ingeniería y la arquitectura; pero ninguna de ellas podrá jamás igualar la gran obra realizada primeramente por Dios, luego por los padres y seguidamente por una institución con principios y valores como el Instituto Académico Bethel, que no ha vacilado en absoluto, cuando de avanzar en la formación de las nuevas generaciones se trata.

 Quien dijo que educar es fácil?, ¿Quien dijo que educar es tarea de unos pocos?

la educación de los individuos (entendiendo en nuestro contexto educar, como la virtud de afectar al ser humano en su ser, sacando lo mejor de sí y formando los valores del Reino de Dios), es la tarea más importante que se pueda realizar sobre la faz de la tierra; es por eso que desde que nace un nuevo ser, Dios lo planta adentro de una familia como el primer y más alto responsable de tan magna labor, seguidamente Dios usa la iglesia para que en ella y con el apoyo directo de los padres se puedan inculcar los principios y valores eternos de la palabra de Dios en el corazón de esa vida, seguidamente esta la escuela que indistintamente de sus instalaciones (grandes o pequeñas, con o sin tecnología) status social o popularidad de sus maestros acepta el desafío de entregar todo sin reservas con la esperanza de ver un futuro de bendiciones en el individuo, la familia y esta sociedad que tanto lo necesita.

felicitamos a cada uno de los estudiantes que luchan por alcanzar sus metas y se esfuerzan por alcanzar un año académico más en victoria, un aplauso a los padres que no vacilaron esfuerzos y recursos para el crecimiento de sus hijos, reconocemos la honorable tarea de los maestros, cuerpo directivo y administradores que con decisión dieron lo mejor de sí en el desarrollo de su misión.

 Gloria a Dios por lo que nos permite hacer como ministerio Cielos Abiertos, donde el colegio Instituto Académico Bethel es parte importante para su desarrollo.